Soloaga gestiona transferencia de viviendas a los vecinos del Barrio Gas del Estado

Abr 13, 2019 | Santa Cruz |

El presidente comunal de Cañadón Seco gestiona fuertemente para garantizar la adjudicación de las viviendas del barrio Gas del Estado a sus ocupantes. En una reunión mantenida días pasados rindió cuentas de cara a sus vecinos presentando las acciones para dar curso a la transferencia de dichas viviendas con un pedido a la Gobernadora.
En instalaciones del club del barrio, que recientemente fuera restaurado por su gestión, Jorge Soloaga presentó la nota elevada a la mandataria provincial para dar inicio al procedimiento de adjudicación y transferencia a los vecinos de las viviendas que fueran expropiadas a Camuzzi Gas del Sur.

En instalaciones del club del barrio, que recientemente fuera restaurado por su gestión, Jorge Soloaga presentó la nota elevada a la mandataria provincial

Acto de verdadera justicia social
El proceso de expropiación que nace en la firme decisión política de Soloaga, junto a la recuperación del Club Gas del Estado, la inauguración de la plaza y la glorieta, constituyen un proceso de construcción colectiva para la identidad de Cañadón Seco, por lo que el pedido formal de culminación de este proceso constituye un acto de trascendencia para sus vecinos.
La carta es un pedido formal “para que la gobernadora, Alicia Kirchner disponga los procedimientos que correspondan. El IDUV para el relevamiento y tarea de campo así poder generar el proceso de transferencia de las viviendas expropiadas”, sostuvo Soloaga.
En tanto, destacó la responsabilidad del estado provincial en proceder a la transferencia, expresando a su tiempo, la prioridad de dar ese paso ya que “El mejor homenaje que podemos rendir a nuestros pioneros trabajadores que forjaron esta gran familia de Gas del Estado es garantizarles la adjudicación de sus viviendas como un verdadero acto de justicia social”.

“El mejor homenaje que podemos rendir a nuestros pioneros trabajadores que forjaron esta gran familia de Gas del Estado es garantizarles la adjudicación de sus viviendas como un verdadero acto de justicia social”