Encontraron el avión en el que viajaba Emiliano Sala

Feb 4, 2019 | Deportes |

El investigador David Mearns, contratado por la familia del futbolista, confirmó la información en las redes sociales. La aeronave fue hallada a unos 40 kilómetros de la Isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha.

Luego de 14 días de búsqueda, los investigadores confirmaron que localizaron el avión monomotor que trasladaba al futbolista Emiliano Sala desde Nantes hacia Cardiff y era piloteado por el británico David Ibbotson.

Las primeras informaciones indican que la aeronave se encontró en las profundidades del Canal de la Mancha a unos 40 kilómetros de la Isla de Guernsey, en las cercanías del faro de Casquets, sitio donde fue avistado por última vez en el radar antes de desaparecer el pasado lunes 21 de enero cerca de las 20.30 (GMT).

Durante las primeras horas del domingo, los buques oficiales y privados habían iniciado un proceso de rastrillaje submarino que se preveía duraría tres días. Por la tarde, el “Morven” –propiedad de la empresa que contrató la familia– abandonó la zona de de búsqueda y retornó inesperadamente al puerto de Guernsey.

“Las familias de Emiliano Sala y David Ibbotson han sido notificadas por la policía. La AAIB estará haciendo una declaración mañana. Esta noche nuestros únicos pensamientos son con las familias y amigos de Emiliano y David”, completó el especialista en las redes sociales.

El pasado miércoles 30 de enero, la AAIB –organismo estatal a cargo de la investigación– informó que se habían localizado dos cojines que “probablemente” pertenecerían a los asientos del Piper PA-46 Malibu (patente N264DB) que había partido desde el Aeropuerto de Nantes Atlantique a las 19.30 (GMT) con destino a Cardiff.

“Los restos del avión que llevaba a Emiliano Sala y era piloteado por David Ibbotson fue localizado temprano esta mañana por el FPV MORVEN. Como se acordó con la AAIB, se trasladó el GEO OCEAN III sobre la posición que les proporcionó para identificar visualmente el avión por ROV [vehículo submarino piloteado remotamente]”, confirmó en su cuenta de Twitter David Mearns, a cargo de la investigación privada que contrató la familia.

Estas piezas aparecieron en las costas francesas de Surtainville durante el fin de semana previo a ser publicada la información. Los fragmentos fueron avistados por vecinos de la zona que dieron aviso a la guardia costera francesa para dar inicio al proceso de identificación.