El desastre de Windows 10 Update de octubre

La última gran actualización de Windows 10, anunciada y lanzada oficialmente el pasado 2 de octubre de 2018 y retirada apenas dos días después tras indetificarse un problema grave en el que algunos usuarios vieron sus archivos ser borrados, se está convirtiendo en quizás la peor mancha para el sistema operativo hasta la fecha.

Estos son algunos de los fallos que se han reportado hasta ahora:

  1. Archivos borrados
  2. El sonido deja de funcionar
  3. El brillo baja a CERO, solo
  4. Pantallas azules de la muerte en equipos HP
  5. Aplicaciones de windows que no funcionan sin conexión a internet (aunque tu internet funcione bien)
  6. Se borran los favoritos en Edge
  7. El tema oscuro del explorador de archivos esta roto
  8. El limpiador de espacio de disco borra el contenido de la carpeta descargas

La lista continúa y no son problemas nuevos para Windows pero esta actualización ha llegado al nivel desastre.
Los usuarios que temen que al actualizar algo se les rompa, lo mejor que pueden hacer es posponer la actualización de características tanto como Windows 10 lo permita, lamentablemente detener las actualizaciones por completo en Windows no es precisamente recomendable (ni fácil), puesto que también te quedarías sin actualizaciones de seguridad.
Como siempre, para el usuario común, que usa básicamente internet, office,  musica y videos, aconsejamos instalar Linux (que además de ser gratis tiene versiones que aún funcionan en equipos viejos).