Desvarío semanal

Boquitas pintadas:   

Díme qué color de labial usás y te diré cómo eres.

En tiempos de mercados que se expanden continuamente existe una paleta de labiales más extensa, nada fácil elegir cuál marca tu personalidad, ó tu elección por cuestiones de moda.

Rojo pasión: Este color siempre ha expresado por sí mismo una fuerte tendencia a destacarse, a salir del lugar común; chicas atrevidas, de esas que se enroscan en el baile del caño, aunque también podríamos incluir esa onda retro de los años 40. Hoy en día lucir este destacado tono se interpreta de otro modo, definitivamente sos una mujer que marca tendencia, sabés qué está in y que out, y asimismo sos una toreadora de la vida. Debo aclarar que si bien este color es la vedette del año, sólo unos labios carnosos están para adoptar esta moda.

Corales naranjosos: Suena a verano caliente, playa caribeña, libertad Las que se destacan con este tono son seguras de sí mismas, sufren en invierno, pero a su vez están en boga sin exagerar; estamos hablando de coquetas sin remedio, se desperezan a la mañana practicamente con el labial en mano, luego de cepillarse los dientes, no pisan la vereda si no están maquilladas, simpáticas y salerosas por naturaleza, fundamentalmente muy sociables.

Rosa rosita: Una constante a través de los años, jamás pasa de moda, tiene un sitio privilegiado a pesar de las múltiples variaciones que aparecen cada temporada. Las eligen esta gama son aquellas mujeres muy seguras de sí mismas, con clase y temerosas de salirse del molde, moderadas en su estilo de vida y confiables sobre todo. Además con un rosa ya sea perlado, con brillitos u opaco siempre estás presentable y femenina a morir.

Negro, morado, marrón y todos sus afines oscuros: No puedo negar que en los últimos años ha sido protagonista, es más, estos tonos te llevan a pensar en otra liga, las vanguardistas underground; grita juventud, más bien diría que las adolescentes impusieron esta usanza Se portan para la noche, lo que expresa que si estos son tus favoritos vas de boliche en boliche desparramando una personalidad atropelladora y original; la opinión ajena te resbala, una buena actitud de vida, rebelde y más nada.

Piel ó nude: Transmite una sensación de “no me maquillo”, por el contrario, existe una gran amplitud de estos tonos en el mercado. Si ésta es tu eleccíon; muy “in” por cierto, seguramente te gusta un look más natural y conservadora, definitivamente no entrás en la categoría de mujer osada, sos tranquila, segura en tu andar y lo tuyo es dar una imágen jóven y fresca. Definitivamente sos frontal y sincera, nada de esconderte o mandar un mensaje subliminal a través de tu maquillaje. “Soy como soy y con eso me basta” es tu lema.

No puedo dejar afuera a las “labios desnudos”, confieso que es mi caso. Estas mujeres se caracterizan  obviamente por no usar labiales. Los motivos son muy variados, están las alérgicas, las que andan apuradas transitando la vida y no tienen tiempo ni siquiera para elegir un color: puedo añadir, tristemente, a las que abandonaron la coquetería, ya sea por desengaños, depre o dejadez. Hay que estar alertas ante este grupo, porque siempre hay un motivo por la no elección. Como bien comenté antes, estoy en este círculo pero aún no les voy a confesar mi motivo, quizás cuando tengamos más confianza, con el discurrir de mis ocurrencias en mis futuras notas. Estén atentas al próximo y sonrían siempre, del color que sea que la vida es bella a pesar de todo.

Por: Bea Panasiti