DESVARÍO SEMANAL

Cartera ,bolso, mochila…

¿Qué llevamos las mujeres en nuestras carteras, bolsos, mochilas ?

Me vino un recuerdo a la mente, de ahí surgió esta pregunta. En una época de mi vida hice terapia, como para ser más exacta, psiconanálisis lacaniano. Una vez a la semana iba puntualmente, me sentaba frente al terapeuta aferrada a mi cartera y comenzaba la sesión. Un día, el profesional que me atendía me preguntó descaradamente qué llevaba adentro de mi cartera. Me dejó en offside, me pareció impertinente, cuasi una violación a mi intimidad, a pesar de estar en conocimiento de los métodos psicoanalíticos. Siempre he considerado que las carteras son privadas. Eduqué a mis hijos con el lema “jamás metas mano en mi cartera”, por una cuestión de respeto, ya ni sé por qué, han pasado muchos años. Actualmente tal vez ya no se considere una norma el no invadir la cartera ajena.

Este suceso me hizo reflexionar y darme cuenta que el contenido de las carteras tiene más significado del que creemos; en mi caso particular con los años me he ido despegando de esta manía de llenar la cartera hasta reventar el cierre, quizás no necesite cargar con muchas cosas, entiéndase “cargas emocionales”.

Imagino que también el contenido dependerá del tipo de actividad diaria de cada mujer. Por ello le pregunté a mi amiga Ofelia, que tiene 2 trabajos, un hijo y una vida ajetreada, qué lleva en su cartera y me dijo: “es una caja de pandora”. Esta respuesta me llevó a pensar en mi prima Inés, ver el interior de su cartera, siempre extra large, ha sido un placer intrigante; fuera de lo convencional, estuche de maquillaje bien completito, billetera y afines clásicos lo que pudieras necesitar ahí lo encontrabas, tipo carterita roja del teletubbie Tinky Winky.

Ayer me vino a visitar, mi prima Inés,  y me mostró su cartera nueva. Una tipo bandolera, chica con muchos cierres; una decepción realmente. La anécdota está en que le pedí una bolsa reciclable, (ya no te regalan bolsas en los supermercados etc, así que mi tendencia a acumularlas se terminó) abrió su carterita y apareció de todo, logró comprimir adentro el contenido de siempre.

Por eso, a pesar de las modas, ahora tan en boga las mochilas, el tamaño, el estilo o modelo de cartera, jamás abandonaremos la manía de sobrecargarnos de “cositas”. Será por miedo a sentirnos perdidas quizás.

Inclusive la reina Elizabeth II de Inglaterra jamás se desprende de su carterita, ¿qué llevará adentro, qué llevás vos y por qué ?

Por: Bea Panasiti

Imágen: gentileza de Ofelia Barber, IG @ofegb_stelladot