Claudio Vidal y los gremios: Convocaron una multitud de trabajadores

Abr 26, 2019 | Santa Cruz |

Imponente manifestación de trabajadores santacruceños contra las políticas de ajuste

El microcentro de Caleta Olivia fue ayer escenario de una de manifestaciones de trabajadores más multitudinarias que se recuerden en los anales de la historia de esta ciudad. Su número fue algo superior a los diez mil porque muchos llegaron desde otras localidades, sobre petroleros y camioneros. La concentración se hizo en el marco de una jornada de paro para repudiar las políticas de ajuste del presidente Mauricio Macri, criticar con dureza la exigua inversión operadoras petrolera y recriminarle al gobierno provincial su tibieza para afrontar la crisis.

La desocupación, inestabilidad laboral, desenfrenada inflación, cierre de comercios y Pymes, generan un asfixiante y sombrío panorama que no parece tener visos de cambiar en el curso de los próximos meses.
Este panorama que se replica en todo el país, salvo en exclusivos barrios porteños, hicieron que los grandes nucleamientos sindicales de Santa Cruz comenzarán a estrechar vínculos de unidad para encarar una lucha conjunta.
Fue así que se limaron asperezas entre una treintena que conforman los Sindicatos Unidos liderados por el gremio de los petroleros convencionales que conduce Claudio Vidal y otro número similar que se concentran en la CGT Regional Zona Norte conducida por Julio Gutiérrez, a la cual adhieren los camioneros y los vigiladores.
Esto explica la masiva concentración de trabajadores, incluyendo mujeres y mucha gente desocupadas al pie de la imponente y emblemática escultura del Gorosito.
No se registraron incidentes, no fue necesaria la presencia policial y solo se requirió el apoyo de inspectores municipales de tránsito para desviar la circulación debido a que el epicentro conformada por tres avenidas convergentes, San Martín, Independencia y Lisandro de la Torre y dos calles laterales, Güemes y Senador Almendra.
Fueron seis los dirigentes que formaron la lista de oradores desde un palco tipo industrial que fue montado por el gremio petrolero de base, utilizándose dos grúas para sostener grandes parlantes.
Los organizadores dejaron constancia que este no fue un acto de connotaciones políticas, aunque tangencialmente rozó esa instancia por las cuestiones abordadas.
Incluso hubo algunos referentes de ese ámbito que apoyaron abiertamente la manifestación, entre ellos el comisionado de fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga quien fue invitado a subir al palco.
Además, las principales críticas estuvieron direccionadas al presidente Mauricio Macri, que además fue repudiado por la masa de trabajadores con el ya clásico canto M.M.L.P.Q.T.P, que ahora ya no constituye un insulto ejecutarlo, según se desprende de un fallo judicial.

VIDAL EXALTÓ LA UNIDAD SINDICAL

El microcentro de Caleta Olivia fue invadido por una marea de trabajadores, muchos de los cuales arribaron desde otras localidades.

Lo discursos fueron breves pero contundentes y el principal lo hizo durante algo más de diez minutos el secretario general del Sindicato Petrolero Santa Cruz.
En medio de ovaciones, dijo que es primordial la unidad de los trabajadores santacruceños para enfrentar esta crisis, remarcando que los dirigentes gremiales están a la altura de las circunstancias y decididos a ponerse de pie en defensa de los reclamos de un pueblo.
También hizo un fuerte llamado de atención al gobierno provincial por conceder nuevos beneficios a operadoras petroleras que dejan de invertir en los yacimientos, mientras la producción de petróleo y gas se redujo en un cincuenta por ciento.
Remarcó que ésto significa menos regalías petroleras para la provincia y minimiza las posibilidades de que los trabajadores estatales puedan discutir mejore salarios en paritarias.
Por otro lado fue tajante al advertir que no se puede esperar a que las operadoras de yacimientos sigan paralizando equipos de torre y muchos trabajadores que en la calle, algo irrisorio en una provincia rica en recursos naturales.
Asimismo sostuvo que el paro y la movilización no estaban direccionados hacia un sector político en particular, sino que el objetivo era exigir fuertes políticas de Estado, pero reparó que quienes tienen poder de decisión deberían dejar de lado las disputas partidarias y las internas, tomando como ejemplo la unidas sindical..
Luego, retomando las críticas a las compañías petroleras, les recordó que los recursos son de la provincia y por ende del pueblo de Santa Cruz, por lo cual si no quieren seguir operando, deberían irse y dejar el lugar a otros empresarios.

Dirigentes de numerosos sindicatos que conforman dos grandes agrupaciones santacruceñas, ascendieron al palco instalado en la plazoleta de Gorosito mientras toda el área del microcentro estaba cubierta de trabajadores.

OTRAS EXPRESIONES
Previamente hablaron los principales dirigentes de los municipales de Río Gallegos, Pedro Mansilla: de sindicato de Amas de Casa de esa misma ciudad, Estela Cortés; de la CGT, Julio Gutiérrez; de los petroleros jerárquicos, José Llugdar y de Camioneros, Sergio Sarmiento.
Este último expresó su solidaridad “con todos los trabajadores “que quedaron fuera del sistema” por culpa de la políticas de Mauricio Macri, a quien tildó como el principal “enemigo” de la clase obrera y responsable de “todo lo que hoy está pasando en el país”, por lo cual, sostuvo, “en el mes de octubre (por las elecciones) tendremos la oportunidad de sacar a este chabón de patadas en el culo”.
A su vez, Julio Gutiérrez manifestó que “la unidad es el camino y nosotros lo estamos demostrando, avanzando hacia lo que tiene que ver con la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores”.
En tanto, José Llugdar, puso de relieve que la masiva concentración era “un hecho histórico” y la misma marcaba “un camino para la unidad de todos los trabajadores, quedando demostrado que se pueden hacer las cosas bien y de forma pacífica”.

Los petroleros convencionales y jerárquicos coparon el centro de la plazoleta y desplegaron una gran cantidad de banderas y pancartas.

EL PATAGÓNICO – PROPIAS